Abarrotan treintañeros módulo de Poliforum en último día de vacunación

Abarrotan treintañeros módulo de Poliforum en último día de vacunación

En el último día de vacunación de la presente jornada, los nacidos entre 1980 y 1989 y rezagados han abarrotado el módulo de vacunación Poliforum.

El lunes y viernes pasado la fila se terminó antes de las 13 horas, después no había a quién vacunar, pero por las mañanas la realidad es otra.

Los módulos de vacunación y calles aledañas lucen con grandes aglomeraciones.

Las indicaciones son las mismas que al principio.

No se amontone, respete la distancia y no hay acceso a acompañantes ni se dejará pasar a personas con menores de edad.

La voz detrás del altavoz parlante lo repite una y otra vez, hasta que es increpado y recula: “si van a ser vacunados, pero tendrán que dejar aquí los niños”, para el caso de hombres o mujeres que viven en hogares monoparentales y son responsables de otros miembros de su familia.

¿Cuál es la seguridad para esos niños, adultos mayores o personas con discapacidad que tienen que quedarse en un punto no definido? ¡Solo la palabra de quien lo asegura! Porque si bien hay 17 por ciento de la población que vive en hogares monoparentales y las escuelas, así como las guarderías están cerradas, los organizadores asumen que todos los hogares que están en estas condiciones cuentan con una familia extendida que ayuda, cuando la realidad en México es otra.

Tampoco hay condiciones para que las personas que viven el fenómeno llamado sándwich, que en su mayoría son mujeres que cuidan niños y adultos mayores, que por evidentes razones deben cargar con las personas a su cargo, porque o son muy pequeños o no pueden valerse por sí mismos.

El País, medio comunicación, presentó un estudio donde se relata que en México el 33 por ciento de las mujeres, que tienen entre de 25 a 44 años de edad, dedican 40 horas o más a la semana al cuidado de niños, adultos mayores o personas con alguna discapacidad.

La Encuesta Nacional Sobre Uso del Tiempo (2019), reafirma los datos, hay un promedio de 54 horas a la semana en el cuidado de integrantes de la familia, sin recibir remuneración, con una mayor incidencia en el caso de las mujeres, con una diferencia de 8.2 horas más a la semana que un hombre, esto sin incluir los cuidados pasivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí