AMLO tiene covid: ¡esto va en serio!

Hoy reverberan dos frases pronunciadas el lunes 16 de marzo de 2020 por el zar mexicano anticoronavirus, el doctor Hugo López-Gatell. La primera cuando dijo, con tufo zalamero, que “la fuerza del Presidente es moral y no una fuerza de contagio”; y la segunda, cuando arriesgó una opinión médica muy cuestionable: “Casi sería mejor que (AMLO) padeciera coronavirus, porque lo más probable es que él, en lo individual, como la mayoría de las personas, se va a recuperar espontáneamente.”

A la luz de lo ocurrido, López-Gatell tendría que reformular porque la fuerza moral del país dependerá, por varios días, de la salud del Presidente.

La segunda sentencia también amaneció rematadamente absurda. Es falso que sea mejor para el mandatario haber adquirido coronavirus: tiene 67 años; hace siete sufrió un paro cardiaco porque se le tapó una arteria coronaria; debió por tanto enfrentar una intervención quirúrgica de emergencia, y, desde entonces, toma un cóctel de medicamentos que lo colocan en situación excepcional. Este contexto médico enciende las alertas.

Sobre todo porque, además de dar positivo, el mandatario reveló ayer domingo que no es asintomático. López Obrador se realizaba la prueba de coronavirus todos los martes.

Cabe inferir que el mandatario fue contagiado entre el martes 19 y el miércoles 20 de enero.

Según las curvas epidemiológicas, quienes padecen síntomas comienzan a exhibirlos cuatro o cinco días después del contagio.

Es decir que el Presidente habría tenido malestares durante el fin de semana, por lo que adelantó la prueba prevista para mañana.

El desarrollo de la enfermedad durante los próximos 10 días es clave. Roguemos porque la salud de López Obrador nos dé fuerza moral a todos para tomarnos, ahora sí, la pandemia con seriedad. La peor fase está por venir. Lo anuncian todos los expertos. Zoom: Necesitamos creer que el Presidente saldrá de esta como necesitamos tener fe en que el país entero va a librarla.

Esta podría, quizá, ser la oportunidad para abandonar la arrogancia y modificar una gestión inadecuada de la crisis sanitaria.

@ricardomraphael

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí