El PRI está tercero en Campeche y Moreira se instala para intentar alcanzar a Morena y MC

Peligra el plan de Alito para culpar de las derrotas a Osorio Chong. El acuerdo por las pluris y la coordinación en San Lázaro.

El principal operador territorial del PRI, Rubén Moreira, ya despacha a tiempo completo en Campeche.

Es una realidad para la clase política del estado que observa la aparición del ex gobernador de Coahuila como la confirmación de lo que arrojan los sondeos: el tricolor está tercero en la entidad, por detrás de Morena y Movimiento Ciudadano, que se están disputando la contienda.

Si Alejandro Moreno Cárdenas no consigue ganar en ningún estado en las elecciones de junio, y además pierde Campeche, su experiencia al frente del PRI habrá llegado a su fin.

Por eso el envío de Moreira a levantar la candidatura de Christian Castro, delfín del dirigente nacional.

Este movimiento hace más entendible además la prominencia del estado de Coahuila en la confección de las candidaturas plurinominales del PRI.

Es el pago por el esfuerzo que Moreira deberá hacer. Hay un premio adicional: el ex gobernador será el próximo coordinador del PRI en San Lázaro. Ya está acordado.

Moreira asume está responsabilidad además con el dato de que hay una investigación en curso de la Fiscalía General sobre su persona.

En el plan que Moreno Cárdenas dibujó en privado, la entrega de candidaturas a figuras allegadas a Miguel Ángel Osorio Chong era una trampa.

Basta con analizar lo sucedido en Sinaloa y Zacatecas. La idea de Alito es dejar al senador como perdedor y en paralelo, triunfar en Campeche.

El problema es que si pierde Campeche la onda expansiva de la derrota lo alcanzará sin excusas.

Alito se presentó a la dirigencia del PRI con el concepto de que él sabía ganar elecciones y que era recomendable esto ante un cuadro como José Narro, que siempre transitó su carrera como un hombre de cúpulas. Ahora el futuro de Alito está atado a esa promesa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí