Expertos advierten que la pandemia ha elevado el número de jóvenes con trastornos de salud mental en México

Los trastornos mentales en los jóvenes en México se han elevado durante la pandemia, debido principalmente al confinamiento y a la propia enfermedad de la Covid-19 y no atenderlos oportunamente puede tener consecuencias en la vida adulta, alertaron especialistas.

“Sin duda, la pandemia ha llevado a un incremento en el número de adolescentes que reportan tener algún problema de salud mental“, señaló José Benjamín Guerrero, jefe de departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El experto señaló que debido a la crisis sanitaria que se vive a nivel mundial, un mayor número de jóvenes han experimentado síntomas de depresión, ansiedad o angustia. “No hay que olvidar que la depresión es una de las principales causas de enfermedad y discapacidad en los adolescentes en el mundo”, insistió. Además, recordó que el suicidio es la cuarta causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 19 años de edad.

“De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), los trastornos mentales representan el 16% de la carga mundial de enfermedades y lesiones en adolescentes”, dijo.

Indicó que la pobreza, el abuso y la violencia en sus diferentes formas son factores que hacen a los jóvenes más vulnerables a los problemas de salud mental.

Depresión y ansiedad

Óscar Calleros, psiquiatra y director médico de la Clínica Especializada Neurocom, detalló que una investigación realizada por la clínica en 2020, reveló que más de 40 mil adultos jóvenes mexicanos consideraron hacerse daño o tener un intento suicida.

En tiempos de pandemia, “las personas jóvenes están experimentando desproporcionadamente depresión o ansiedad“, alertó.

Señaló que se ha detectado que las personas entre 11 y 34 años están experimentando cada vez más ideas suicidas o depresión.

Aunado a ello, recordó, una encuesta realizada por el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) de la Universidad Iberoamericana, en los primeros meses de la pandemia en México, reveló que aproximadamente el 27% de las personas mayores de 18 años presentó síntomas de depresión y un 32% manifestó síntomas severos de ansiedad.

“Es por ello que es importante que los padres de familia o los propios individuos estén alertas para identificar los signos y síntomas que indiquen que se requiere un apoyo o atención de un especialista”, señaló.

El doctor Calleros precisó que es indispensable la detección oportuna, y lamentó que en México “tardamos alrededor de 12 o 14 años para llegar al tratamiento a partir del primer síntoma de enfermedad mental con el especialista adecuado”.

En tanto, continuó, en Colombia tardan 9 años; en Nigeria, 6; en Estados Unidos, 4, y en países europeos les toma entre uno y tres años

Precisó que si se detectan síntomas como irritabilidad, problemas para dormir, tristeza, desmotivación, falta de ánimo o sentimientos de culpa, es preciso buscar ayuda, para evitar que esto se convierta en un problema más grave de salud mental.

En tanto, José Benjamín Guerrero dijo que se debe buscar la manera de tener detecciones más tempranas. “No hay que dejar que el problema crezca, atender estas condiciones de forma temprana disminuye las repercusiones que pueda tener en la vida”, acotó.

Juan José Sánchez, profesor emérito de la Facultad de Psicología de la UNAM, exaltó la importancia de la prevención, la cual, dijo, debe empezar desde la familia.

“Hay que poner atención a lo que hacemos, a lo que sentimos, qué pensamos, cómo interactuamos con la gente con la que vivimos y trabajamos, y tener presente que hay especialistas que pueden ayudar”, expuso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí