La acusación presidencial, grave si es cierta, grave si es falsa

El presidente afirmó que autoridades corrompieron a MITRE para dictaminar que no se podía hacer el aeropuerto Felipe Ángeles. Es muy grave la acusación, tanto si es cierta, como si no lo es

Hazaña es cuando el pueblo salva a la Nación. Florestán.

Ayer, el presidente López Obrador afirmó que con su aterrizaje el miércoles en la nueva base aérea militar de Santa Lucía, donde se construye el aeropuerto Felipe Ángeles, se desmiente que no puedan operar en forma simultánea las tres terminales aéreas, la suya, Benito Juárez y Toluca.

Y afirmó que en el pasado, autoridades corrompieron a MITRE, una institución de aviación de fama mundial especializada, que maneja todo lo relacionado con los espacios aéreos que llegó a dictaminar que por interferencia aérea no se podía hacer el aeropuerto Felipe Ángeles. Ayer que fuimos se demostró que pueden manejarse los tres aeropuertos al mismo tiempo. Pero la corrupción se extendió a todo.

Sobre el segundo punto, que con el aterrizaje del 737 de la FAM se demostró que pueden manejarse los tres aeropuertos al mismo tiempo, no tengo los conocimientos para refutarlo. Pero preguntando a especialistas, pilotos y excontroladores aéreos, me dijeron que no; que un solo aterrizaje, o cinco con los cuatro aviones comerciales, no demuestran nada.

Pero ya se resolverá, o no.

La acusación de sobornos a MITRE es otra cosa.

Efectivamente, como dijo el presidente, el 20 de noviembre de 2018, MITRE consideró que era inviable operar el aeropuerto de Santa Lucía, el de Toluca y el Benito Juárez simultáneamente.

Y desmintió que certificara aeropuertos. Dijo que esa es responsabilidad de la Federal Aviation Administration, FAA, la Administración Federal de Aviación en Estados Unidos, y de la Organización de Aviación Civil Internacional, OACI y que MITRE es escuchado con atención a través de Estados Unidos y el mundo.

Ayer busqué sin éxito a sus representantes en México para que respondieran a la acusación de sobornos y corrupción.

Mientras, reitero, que es muy grave la acusación del presidente, tanto si es cierta, como si no lo es.

RETALES

  1. ABSURDO.- No entiendo los parlamentos abiertos, y menos en el caso de la reforma a la ley de la industria eléctrica de la que el presidente López instruyó a sus diputados, y estos acataron, que se apruebe sin tocarle una coma. Entonces ¿para qué perder el tiempo?;
  2. REDES.- También el presidente manifestó su desacuerdo con la regulación de las redes, promovida por Ricardo Monreal y de inmediato la Comisión de Puntos Constitucionales en San Lázaro, freno la aprobación del dictamen que les envió el Senado; y
  3. DESASTRE.- El Metro de la Ciudad de México es un desastre. Entiendo que se le dejó de invertir hace mucho tiempo, pero el actual Gobierno de la Ciudad tampoco ha hecho grandes obras y por eso los incendios, los accidentes, las suspensiones de servicio. No deben esperar una tragedia para intervenir. Ayer hasta pornovideos en las pantallas de la estación IPN lo que refleja, literalmente, la desorganización.

Nos vemos el martes, pero en privado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí