La verdad detrás del desabasto de medicamentos para el cáncer en México: The Lancet

La revista médica señaló que el desabasto de medicamos esta ligada a una ineficiencia en la gestión del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

Desde antes de que llegara la pandemia a México, el país estaba azotado por una fuerte problemática de salud: los medicamentos oncológicos para niños con cáncer escaseaban y con ellos, miles de menores se acercaban peligrosamente a una situación crítica.

Los padres de los menores cerraron varias veces el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) para exigir al gobierno la adquisición de los medicamentos, a pesar de que las autoridades negaban el desabasto.

La revista médica británica The Lancet, quien recalcó que este escenario ha permanecido en México los últimos dos años. Los expertos explicaron entonces que este “es el resultado de que el presidente Andrés Manuel López Obrador  modernizara el proceso de adquisición de productos farmacéuticos, que consideraba plagado de corrupción y alza de precio”.

Además, señalaron que no solo se trata de los medicamentos para el cáncer, pues la escasez se ha identificado también en productos médicos como la metformina, la insulina y las vacunas que no son de COVID-19, de acuerdo con informes mediáticos y un estudio de Cero Desabasto (Cero escasez), un colectivo de organizaciones no gubernamentales.

“El problema comenzó antes de la pandemia y es específico de México”, señaló a la revista Andrés Castañeda Prado, colaborador en el estudio de Cero Desabasto, quién, además, recalcó que la escasez está generalizada en el área.

Los medicamentos han tenido que ser comprados en el mercado negro por los familiares (Foto: Cuartoscuro)Los medicamentos han tenido que ser comprados en el mercado negro por los familiares 

El tema con la falta de medicamentos no solo fue la corrupción, como argumenta el presidente López Obrador. Cero Desabasto documentó que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no logró surtir el 2% de las recetas en 2019, un porcentaje que aumentó al 8% en 2020.

“La gran causa de la escasez fue la ineficiencia en la gestión, la planificación y la compra”, sentenció entonces el especialista a The Lancet. Además en cuanto a las vacunas, las de la tuberculosis reportaron una disminución del 92% en comparación con el 2019; la del tétanos del 81% y la del papiloma humano un 73%.

El gobierno habría descalificado a los principales proveedores de vacunas como las del papiloma humano. De acuerdo con la revista médica, “los analistas atribuyen la escasez a la falta de planificación, a no apreciar las complejidades de la adquisición de productos farmacéuticos y a pasar por alto las dificultades de distribución”.

Las protestas y exigencias de los padres de niños con cáncer han puesto el tema en el ojo público, a lo que las autoridades prometieron resolver la escasez a la par de que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguraba que las protestas formaban parte de una campaña de la derecha internacional “casi golpista”.

Desde antes de la pandemia, las escasez de medicamentos ya afectaba al país (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)
Desde antes de la pandemia, las escasez de medicamentos ya afectaba al país 

Sin embargo, los especialistas consultados por The Lancet no concuerdan ni con el presidente, ni con el subsecretario. Más bien consideran que “el problema es que este gobierno ha cancelado cosas que existían sin tener claro qué iba a hacer a continuación”. Al menos así lo considero la abogada y coautora del estudio de Cero Impunidad, Denise Tron Zuccher.

Entre 2013 y 2018, aseguró la revista, México mantenía compras consolidadas a través del IMSS que suministraban medicamentos a nivel estatal y federal. Esto había funcionado bien hasta que López Obrador puso a la Secretaría de Hacienda a cargo, para luego trasladar esa responsabilidad al Instituto Nacional de Salud y Bienestar (Insabi).

“INSABI se jacta de ahorrar dinero cuando lo que pasa es que no compra”, dijo Xavier Tello, consultor de salud a la revista. “Están ahorrando o recortando dinero para usarlo en otra cosa que no sean medicamentos”.

De acuerdo con The Lancet, personas de la industria farmacéutica aseguraron que “parte del plan de López Obrador para la industria farmacéutica también era separar la distribución de productos farmacéuticos del proceso de compra”, a pesar de que los distribuidores consideran que separar las ventas de la distribución no es práctico.

Por la escasez de medicamentos muchos pacientes han tenido que recurrir al mercado negro para adquirir los fármacos, pero, a menudo, estos siguen faltando en el tratamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí