Silvano asegura que llegará hasta donde tope, porque la libertad de los mexicanos vale más que su vida

El gobernador de Michoacán regresó de Estados Unidos y reiteró que su cruzada no se detendrá; pidió a Andrés Manuel López Obrador su estrategia fallida de “abrazos, no balazos”.

Tras su gira por Estados Unidos, el gobernador michoacano, Silvano Aureoles Conejo, reiteró que su cruzada, a la que llamó “La ruta por la legalidad y la paz de Michoacán y de México”, y que pretende extender en las entidades del país, llegará hasta donde “tope”, porque está en riesgo la libertad y los derechos de las y los mexicanos.

Al acudir a instancias internacionales a exponer las pruebas que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no ha querido recibir, el mandatario michoacano destacó que existe preocupación en otros países sobre la situación que vive México en cuanto al crimen organizado.

Al respecto, anunció que visitará embajadas que tienen interés en el tema, como la francesa, la alemana, la de Reino Unido, entre otras.

Silvano Aureoles insistió en que la estrategia de López Obrador, de “abrazos, no balazos”, es un fracaso y le exhortó a que la cambie, porque no está dando resultados, mientras se ubica en la lógica de repartir dinero y es una batalla que no la va a ganar.

Aunque no cuestionó que se entreguen apoyos a la población más necesitada, consideró que esa ruta no es la solución.

¿Qué está esperando para darse cuenta de que su estrategia es un fracaso, que estamos ante un inminente estado fallido? Tiene que darse cuenta, porque son vidas humanas y a esta velocidad pasará como el gobierno con el mayor número de asesinatos en la historia de México”.

Comparó que durante los primeros 30 meses de gobiernos presidenciales, el de Felipe Calderón registró 30 mil asesinatos a causa de la delincuencia organizada; el Enrique Peña Nieto, 42 mil, y el de AMLO, hasta el jueves de la semana antepasada, llevaba 92 mil.

El titular del Ejecutivo estatal dijo que no pedirá protección, porque lo que está denunciando tiene profundas raíces, y tampoco tiene miedo a las amenazas.

Asimismo, advirtió que hará todo lo posible porque un “narcogobierno” no regrese a Michoacán, en alusión a la presunta ayuda que recibió Morena por parte del crimen organizado en las pasadas elecciones del 6 de junio, donde resultó ganador Alfredo Ramírez Bedolla.

Al ser cuestionado sobre la seguridad del estado, en la recta final de su administración, Silvano Aureoles aseguró su estrategia sí dio resultados, más los primeros tres años, cuando había coordinación con el gobierno de Calderón.

Enlistó logros, como que deja 18 mil elementos policiacos capacitados, cuando recibió mil 300, e infraestructura, como centros de inteligencia y cuarteles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí