Así quedó la Casa Blanca de Biden tras 5 horas de limpieza y mudanza

Pete Souza, el exfotógrafo de la Casa Blanca, compartió el lunes una imagen del presidente Barack Obama abrazando a la mujer que le entregaba su correo cada día, en el momento en que se despedía, recordando cómo había sido ese momento.

Por tradición el día de la mudanza de los nuevos inquilinos de la sede presidencial solía ser todo un acto protocolario y de nostalgia para el mandatario que se iba, y de emoción y recorrido para el que llegaba.

Sin embargo, en medio de una pandemia, y con la personalidad de Donald Trump y su esposa Melania de por medio, la situación se volvió completamente sui generis.

Muy temprano por la mañana, Trump salió de la residencia oficial camino a su enorme residencia de Mar-a-Lago, donde le espera el golf, sus cientos de trajes Brioni, sus televisiones y comida rápida.

Salió sólo con una pequeña maleta, porque en la semana previa se había hecho la mudanza principal de los trajes Chanel de su esposa, sus colecciones de cientos y cientos de zapatos, en fin de todo aquello absolutamente personal.

Hoy Joe Biden y su esposa Jill, dieron al menos cinco horas de gracia para la limpieza absoluta, la desinfección de cortinas doradas, la aspirada de decenas de alfombras, los cambios de la ropa de cama. Todo eso estuvo a manos de al menos 90 personas.

Entre los cambios, se contemplaron, no sólo sábanas nuevas, el guardarropa personal, los objetos de cada uno de los nuevos inquilinos, sino también los obsequios que recibieron por la investidura, y claro el cambio de obras de arte que vayan más acorde con sus ideas políticas.

Los camiones de mudanza de Biden comenzaron a descargar hasta que se fue Trump y durante la tarde fueron llegando desde Maryland hasta Washington DC., para que hoy al irse a dormir ya puedan sentirse como en casa.

En esta ocasión, el coronavirus y las formas poco ortodoxas de los Trump impidieron que Joe y Jill pudieran recorrer previamente la residencia y conocer al staff, pero a cambio no tuvieron ningún desplante de los que les precedieron.

Finalmente, como medida precautoria, los Biden se mudarán hoy con lo mínimo necesario para poder lograr la desinfección total del lugar, además de que no llevarán por ahora a un decorador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí