Bandera ondeará sola: cuatro años sin reponer bustos robados en el Asta Monumental de Morelia

Las figuras de bronce de Hidalgo, Morelos, Allende, Aldama y la Corregidora fueron robadas hace más de 4 años del icono monumental que hoy lucirá sus colores.

 

Bustos de “los héroes que nos dieron Patria” siguen ausentes del asta bandera de la ciudad de Morelia. Las figuras de bronce de Hidalgo, Morelos, Allende, Aldama y la Corregidora fueron robadas desde hace más de 4 años y en su lugar, pilares pelones de concreto de mantienen inertes ante el paso del tiempo.

La bandera sobrevive y ondeará sola. El icono monumental que cada mes de febrero y septiembre decora el sur de Morelia, es resguardada en el batallón de la XXI zona militar, para que finalmente este miércoles como cada 24 de febrero lucirá para conmemorar su día.

Autoridades de los tres niveles de gobierno presentarán el evento cívico militar para conmemorar al máximo símbolo de la nación mexicana. Luego de que ciudadanos cuestionaron y preguntaron por la bandera monumental, finalmente este miércoles ondeara en lo más alto de la loma de Santa María.

No obstante, los principales problemas del lugar no han sido atendidos a pesar de la relevancia con la que cuenta el espacio de la rotonda y el asta bandera. Más allá de ser un espacio para eventos cívicos, el lugar ha sido adoptado como zona de esparcimiento y de encuentros sociales que han dejado secuelas a la infraestructura.

Pese a que el Asta Bandera es un recinto de esparcimiento al que acuden miles de personas a contemplar la vista panorámica de la Ciudad de la Cantera Rosa, no cuenta con vigilancia permanente, ya que desde hace años la caseta se encuentra desocupada tanto en el día como en la noche.

Desde el 2017 fue víctima directa del  robo y saqueo más trascendente de objetos de valor histórico; 22 placas y bustos fueron ultrajados desde hace ya más de 4 años.

Según cifras de las propias autoridades de la capital michoacana los bustos y placas fueron robadas de manera simultánea, sin que hasta el momento se hayan registrado investigaciones y resultados.

En el lugar únicamente lucen los pilares que hasta hace algunos años contenían las artesanías michoacanas elaboradas en bronce. Las placas y bustos representan un patrimonio cultural, ya que ellas son distintivos de personajes de valor histórico, además brindaban información a los ciudadanos y a los turistas sobre algunos acontecimientos importantes y sobre la vida de personajes mexicanos.

También los barandales de roca que formaban un balcón con la mejor vista al municipio también fue dañado por personas aún no identificadas en más de una ocasión. Durante la segunda mitad del 2020, trascendió uno de los peores ataques a los barandales de cantera, mismos que fueron destrozados.

En el marco de la celebración de las fiestas patrias de diciembre pasado, fue que autoridades ordenaron la reparación de los barandales ante la presión por los eventos conmemorativos a la independencia de México.

La gerencia de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento de Morelia señaló que reparar este faltante aunado a la ausencia de bustos implicaría un total cercano a los 400 mil pesos, ya que cada placa tiene un costo de aproximadamente 6 mil pesos, lo cual resulta oneroso para la administración pública.

De la misma forma, las autoridades destacaron que debido al hurto de los bustos localizados en “la bandera”, se levantó un acta circunstanciada, para dar con los culpables, y se castiguen los daños.

No obstante  a casi un lustro, de que se registró esta afectación no se han dado a conocer avances en las investigaciones para dar con el paradero de los bustos.

La caseta de vigilancia, con todo y cristales rotos y las cadenas cubiertas de óxido son testigos del abandono en el que se encuentra el lugar que alguna vez fue un punto de encuentro y de visita obligado en la capital michoacana.

Lo único que ha cambiado en los últimos años con los relevos de administraciones, es el color de la caseta de vigilancia. Con cada gobierno municipal se colocan los colores alusivos al partido en el poder mientras que el resto de las áreas, siguen siendo olvidadas.

Cabe destacar que, en la zona, es común encontrar vestigios de bebidas alcohólicas, así como grupos de jóvenes sin algún tipo de supervisión, que también ha generado el alejamiento de otros ciudadanos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí