Hospitales de Michoacán se comienzan a saturar por tercera ola de COVID-19; advierten posible colapso

El gobierno del estado advirtió que Michoacán está ante un escenario de riesgo por el acelerado aumento de contagios, que lo tienen al borde de regresar a Semáforo Rojo

Al igual que ocurrió con la segunda ola de contagios del COVID-19, Michoacán comienza a dar señales de una saturación hospitalaria de sus camas dedicadas a esta enfermedad en medio de la nueva oleada, pues el Hospital General de Pátzcuaro es ya el primero en declararse con un lleno total para atender dicho padecimiento, a la par que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) inició la reconversión de camas del Hospital General de Zona Número 83 de Morelia.

La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) informó que el Hospital General de Pátzcuaro “reporta saturación hospitalaria de su área COVID-19, sin posibilidad de recepción”, por lo que los pacientes correspondientes a esta zona de atención deben comunicarse al teléfono de atención 800-123-2890 para que se les transfiera a otra unidad del estado.

Dicha sede hospitalaria tuvo un aumento de casi el 60 por ciento de su área de atención de COVID-19 en únicamente cuatro días, pues hasta el pasado 31 de julio se informó que se encontraba al 41 por ciento de su capacidad, lo cual incluso presentaba una ligera disminución después de encontrarse en un 50 por ciento en semanas anteriores.

Imagen

Actualmente, el municipio de Pátzcuaro se ubica clasificado con bandera amarilla de riesgo alto de contagio del COVID-19 con 200 casos activos y 167 defunciones a lo largo de la pandemia. Este hospital es el primero en reportar una saturación de sus camas para atender el COVID-19, pues hasta el pasado fin de semana el resto de las unidades del estado se encontraban por debajo del 56 por ciento.

De acuerdo con los datos actualizados de la Secretaría de Salud de Michoacán, hasta el momento se tiene una ocupación del 33.41 por ciento de la red de Infecciones Respiratorias Agudas (IRAG), lo cual corresponde a 118 camas ocupadas de pacientes de COVID-19 sin intubar y 27 camas ocupadas de pacientes intubados.

RECONVIERTEN HOSPITAL DE CAMELINAS

De forma paralela, el Instituto Mexicano del Seguro Social inició las labores para volver a reconvertir el Hospital General de Zona Número 83 de Morelia, más conocido como “Hospital de Camelinas”, lo cual significa que las camas de esta unidad de nueva cuenta estarán totalmente dedicadas a la atención de pacientes hospitalizados a causa del COVID-19.

Según se detalló, el hospital cuenta con un total de 100 camas censables, de las que la totalidad serán dedicadas a los pacientes de dicho padecimiento tanto de Morelia como de otras regiones del estado. Sin embargo, las consultas de especialidades se seguirán impartiendo en esta sede médica, mientras que el resto de los servicios serán transferidos al Hospital General de Zona Número Uno, ubicado en Charo.

“Las consultas de especialidades soporte de vida, tales como oncología médica, oncología quirúrgica, cardiología, neurología, reumatología, hematología e infectología, son las únicas que continuarán en servicio en dicho centro hospitalario. Las restantes especialidades y el servicio de hospitalización, correspondiente a patologías diferentes a COVID-19 se atenderán en el Hospital General Regional Número Uno de Morelia-Charo, tal como fue la derivación durante la primera reconversión hospitalaria”, detalló el instituto.

Respecto a los dos hospitales temporales que se anunciaron para atender la tercera ola de COVID-19, el IMSS detalló que el de Morelia no fue construido debido a que en la zona se cuenta con mayor estructura de hospitalización, pero el de Zamora sí fue concluido y se encuentra activo con 28 camas de hospitalización para recibir a pacientes de esta región.

Tanto a Secretaría de Salud de Michoacán como el Instituto Mexicano del Seguro Social reiteraron el llamado a la población a reforzar las medidas contra el COVID-19 en la actual tercera ola de contagios, pues el actual desabasto de medicamentos traería resultados fatales si se combina con una saturación hospitalaria, además de que la reconversión de unidades médicas también implica que disminuye la atención de otras enfermedades.

“Ha cambiado totalmente el comportamiento de la hospitalización, el directora ya estaba dando marcha atrás a la reconversión y dando un espacio pequeño para el COVID para usar el otra ala para cirugías programadas pero hoy tenemos nuevamente que decirles a las personas que se iban a operar que hay que esperarse”, apuntó la secretaria de salud de Michoacán, Diana Celia Carpio Ríos, en relación al Hospital General de Morelia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí