Saber comunicar en Redes Sociales, la nueva versión de una campaña; Rigoberto Márquez

Quienes trabajamos en el mundo de las redes no tenemos una fórmula mágica para la producción de exitosas campañas de comunicación. Si alguien le está vendiendo esa idea, cuestiónelo. Una idea original siempre será una variable clave, pero no la única.

Se precisa de otros elementos que a veces ignoramos porque los consideramos innecesarios. Por ejemplo, la distribución del contenido, los canales a utilizar, las métricas por evaluar o los textos y numerales. No compre una idea. Compre el paquete.

Un ejercicio recomendable antes de emprender cualquier campaña, bien sea una marca, una institución, un político o una persona del común, es avizorar en la infinita autopista digital ejecuciones exitosas y estudiar los puntos en común que tengan para alistar la de uno. Ejemplos sobran. Y se puede aprender mucho de ellos.

“Si nuestros futuros candidatos se mantienen al pendiente de lo que están comunicando en las redes y cómo lo están haciendo, es mucho lo que pueden construir en términos de reputación”.

Las redes sociales han abierto una ventana inmensa de oportunidades para todos, ya sean empresas y marcas de todo nivel e industria, gobiernos o partidos políticos. También los candidatos han descubierto en ellas una herramienta que, bien utilizada, puede sumar mucho valor a su postulación en términos de comunicación, imagen y alcance.

Entonces, considerando que el poder de las redes sociales hoy en día trasciende generaciones, y que cada vez son más los senadores, diputados, gobernadores y alcaldes que están haciendo cosas nuevas en las redes sociales para conectarse mejor con los electores, quiero ofrecerles una serie de mejores prácticas básicas.

Primero, contar con una estrategia. Nada, ni un sólo tweet, debe ser dejado al azar. Todo el contenido publicado en redes sociales debe seguir una narrativa estratégica y todos los miembros del equipo deben estar alineados en torno a esa narrativa.

Lo segundo es el monitoreo. Hay que mantener un seguimiento constante de lo que dice la gente. Las redes sociales para los políticos son similares a las de las celebridades y las marcas top, por eso hay que saber en todo momento lo que se dice de ti, dando seguimiento a palabras clave, hashtags, frases y hasta memes.

Tercero: manejar un tono consistente en todas las publicaciones. No está bien subir algo de una manera y luego responder de otra. Ya sea un tono esperanzador, crítico, edificante, informativo o de opinión, el punto es escoger uno y mantenerlo.

Cuarto: la audiencia. Define quién es tu audiencia ideal, escúchala y responde en consecuencia, siempre guardando las formas.

El quinto y último punto de la columna de este mes es el contenido. Dicen que el contenido es rey; pues por eso hay que cuidar que lo que se sube a las redes sociales sea creativo y consistente, pero, sobre todo, que sea breve, defendible y que pueda construir reputación para el candidato.

Si algo de todo esto queremos destacar, sobre todo en un año electoral como el que se vivirá en nuestro país, las redes sociales son una excelente herramienta para quien sabe cómo usarlas a su favor. Si nuestros futuros candidatos se mantienen al pendiente de lo que están comunicando en las redes y cómo lo están haciendo, es mucho lo que pueden construir en términos de reputación y comunicación estratégica.

Rigoberto Márquez Verduzco     

*Consultor de marketing político.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Imagen Informativa Digital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí