A más de un mes del proceso electoral del pasado 6 de junio no hay aún un dictamen jurídico definitivo.

El escenario político Michoacano es aún confuso

Y ello, porque a más de un mes del proceso comicial del pasado 6 de junio no hay aún un dictamen jurídico definitivo.

Y si bien es cierto que el Instituto Electoral del Estado de Michoacán ya dio como ganador de la contienda al morenista Alfredo Ramírez Bedolla, también lo es que éste está a la espera de la decisión que asuman los tribunales.

“El proceso electoral aún no ha concluido, está en curso la ruta jurídica del Equipo por Michoacán en donde se demanda la anulación de elección de gobernador”, dijo el líder estatal perredista Víctor Manuel Manríquez.

Y esa ruta, señala, es independiente de la cruzada nacional e internacional que ha emprendido el gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Mientras tanto, y en una gira que ha denominado de reconciliación y agradecimiento por los municipios de Puruándiro y La Piedad, Alfredo Ramírez Bedolla ha declarado que “en Michoacán ganamos la gubernatura con una votación histórica, porque el pueblo se cansó de la corrupción, y porque con Morena soplan vientos de cambio verdadero”.

Por su parte, el Equipo por Michoacán, conformado por el PRI, PAN y PRD, y que postuló a Carlos Herrera Tello como candidato al Gobierno michoacano, tiene aún esperanzas de que el proceso comicial se pueda revertir.

Busca lo inédito en la política michoacana: la anulación de la elección para Gobernador del Estado.

Carlos Herrera Tello, candidato del Equipo por Michoacán, manifestó que se seguirá defendiendo en los tribunales los 700 mil votos de las y los michoacanos, además de que se continúa la ruta jurídica para defender los espacios que ganó el Equipo por Michoacán.

Pero en el equipo de Alfredo Ramírez hay confianza en que el resultado de los comicios del pasado 6 de junio no variará en la instancia judicial electoral y, por tanto, él estará tomando posición el próximo primero de octubre.

Por ello, ya se trabaja en la integración del posible gabinete y de un Plan de Gobierno estatal.

Contrario a ello, en el Equipo por Michoacán cifran sus esperanzas, no en el Tribunal del Estado de Michoacán, a cuya mayoría de integrantes no se le tiene confianza, sino en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, y se espera la anulación de la elección de gobernador del Estado.

Y mientras se analiza y se dictamina el proceso electoral del pasado 6 de junio, sin duda alguna, la incertidumbre y la confusión seguirán predominando en el ámbito político michoacano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí