Beatriz se fue… ¿Noche buena? en Palacio Nacional

El hecho de que las costumbres legendarias de la Cosa Nostra se hayan impuesto en la vida cotidiana de los gobernantes mexicanos impide saber con precisión si la salida de la no primera dama del Palacio Nacional se haya debido a la consecución de su afamada carrera como investigadora de las humanidades o a cualquier otra de las razones que ahí mismo se cuchichean.

Quizá por aquello de que los enemigos de tus amigos son tus enemigos, algunos especulan con diversos razonamientos para explicarla.

Uno de ellos consiste en que el poderoso director de Pemex se haya ido a vivir por motivos estrictamente personales a esa casa de huéspedes en que se ha convertido nuestro Palacio Nacional.

Sucede que Octavio Romero Oropeza, el brillante petrolero (sic), ocupa una de las habitaciones principales.

Ya habita en Palacio como flamante roommate (compañero de cuarto, según la tradición sajona) ?del “caudillo” de marras.

Este 2020, el año del eclipse lunar y de la conjunción de Júpiter con Saturno, no sólo ha sido de grandes espectáculos estelares, también de acontecimientos terrenales.

Y dicen que el hecho de la llegada de Romero Oropeza a esos tálamos obedece al coronavirus de Elvira Daniel, directora de Cenegas y codirectora de Pemex, influyente amiga personal del susodicho Romero, quien es incompatible con la alianza de Beatriz Gutiérrez Müller, amiga de la comandanta Rocío Nahle, enemiga jurada de la Daniel y del tal Romero.

El agua y el aceite no se juntan.

Así que Beatriz optó por retirarse a la casa de veraneo de Tlalpan con su hijo Jesús Ernesto, tan apreciado en las redes sociales, para evitar enfrentarse con algún conflicto de poderes dentro de la mansión virreinal.

A lo mejor, desde allá aprovecha para continuar prestando sus servicios a la comunidad científica nacional, con su beca poblana de primera clase académica.

Octavio Romero ya está instalado. Elvira Daniel se recupera

Sea una cosa o sea otra, lo cierto es que las fichas del ajedrez se reponen después de ese realineamiento.

De ahí surgió la idea del nuevo perfil para embajador en Washington, así como la estrategia para designar a la nueva titular de Educación Pública que llene ese hueco. Sólo llene, porque de lo demás quién sabe.

Octavio Romero ya está instalado. Elvira Daniel se recupera. Rocío Nahle ya no necesitará de las influencias de Beatriz, porque ya por ahí no es.

Por lo visto, las comandantas que tendrán que rascarse con sus propias uñas para sobrevivir sin el apoyo de esa pinza conyugal serán Luisa María Alcalde, Claudia Sheinbaum, Bertha Luján, Yeidckol Polevnsky e Irma Eréndira Sandoval, entre otras muchas empoderadas.

Limpios” los negocios de los hijos de Romero y Daniel: SFP

Y es que aunque echaron su buzo en agosto del año pasado, cuando la flamante secretaria de la Función Pública declaró que investigaba un conflicto de interés entre Elvira Daniel y Octavio Romero Oropeza, debido a que los hijos de ambos tenían empresas contratadas por Cenegas y Pemex para hacer negocios de esos sin licitación…

… fue el mismo “caudillo” quien tronó de coraje en una de sus mañaneras para decir que las empresas IDOC Digital Services y Red-Led Solutions, donde figuran como dueños Jonathan Cherem Daniel y María Eugenia y Fernando Romero Lozano, hijos de los contertulios, no representaban ningún problema. Como el hermano Pío. No problem, pues.

Que si las empresas eran de los hijos de los fruncionarios del sector Pemex, esto no era un problema. Dijo: “nosotros no vamos a permitir que nadie haga negocios al amparo del poder público… no me confundan, yo no soy Salinas de Gortari, porque eso sí calienta” (?)

Y todo mundo sabe que la relación personal entre la Daniel y el Romero tiene más de una década, desde que Octavio era Oficial Mayor de López Obrador en el gobierno del entonces Distrito Federal y la Daniel, directora de Regulación en la Secretaría de Transporte y Vialidad.

Así como todo mundo sabe que la empresa Fibra Dahnos de la familia Daniel Kabbaz construyó el segundo piso del Periférico, y son los dueños de Parque Delta, Parque Duraznos, Parque Lindavista, Parque Tezontle, Reforma 222 y la mega Plaza Las Antenas, por los rumbos de Tláhuac. Todas ellas exitosas y boyantes.

Los súper ranchos de Octavio Romero y Elvira Daniel en Tabasco

Así que Irma Eréndira Sandoval se quedó con su palmo de narices… y tuvo que conformarse con la candidatura fallida, a través de esa lástima que es Morena, de su hermano Pablo Amílcar a la gubernatura de Guerrero?, no sin antes haber sido super delegado de la Secretaría de Bienestar en esa molida entidad.

Y así es también, porque Javier May, hoy secretario del Bienestar es el capital de toda la vida de los súper ranchos de Romero y Daniel en Tabasco, donde fingen como prestanombres Marcos Manuel Herrería Alamina y Tomás Efraín Hernández Wade, dos altos funcionarios de Pemex que han participado en todos los entrambuliques de la lana de los proveedores, entre otras cosas.

Javier May, el sembrador de arbolitos muertos, sigue recibiendo pingües beneficios de esa sociedad rural y urbana y junto con su esposa han invertido en La Mercocha, SPR de RL y CV en Comalcalco, donde ha sido dos veces alcalde, “para que la sociedad pueda tener más oportunidades en los programas federales y estatales”, según lo declarado a todos los medios de comunicación.

En oscura plataforma petrolera los Romero negociaron el STPRM

Así que los dineros de Pemex y de Cenegas forman el batallón suicida que ha pasado a formar las primeras comaladas de millonarios de la gloriosa Cuarta Transformación. Son la honra y prez de los elegidos por la soberbia para engalanar los cuadros de honor de esa escuela de capacitación política y sobre todo empresarial de traidores a la causa.

De Octavio Romero Oropeza se puede decir todo. Menos que haya triunfado en su profesión de ingeniero agrónomo. Para decir lo de menos, fue el que se entrevistó en lo oscurito de las plataformas petroleras de alta mar para pactar con Romero Deschamps los término$ y condicione$ de su retiro de la palestra sindical.

Aunque su retiro, como todo mundo lo sabe, también fue un simulacro. El gobiernito le ha permitido que se reelija en la persona de su achichincle y cacharpo principal Manuel Limón, vigilante en el STPRM de los intereses de la familia y hasta de los juniors que participaron en ese desfachatado entrambulique.

Hubieran invitado a Beatriz. Posiblemente así no se hubiera ido. Ahora sólo seguirá cobrando las regalías por aparecer en los simulacros de mensajes y documentales de Pimeño ?Ibarra, el patiño de los farsantes.

¿No cree usted? 

Índice Flamígero: Y pese a las circunstancias que estamos padeciendo en México, en todo el mundo, el escribidor y todo el equipo del Índice Político deseamos a usted una muy feliz Nochebuena y una mejor Navidad.

Autor: Francisco Rodríguez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí