La ceniza no es obligación, sino devoción: cardenal Alberto Suárez

El clérigo comentó que aunque “ir iglesia es como una farmacia para buscar la medicina de Dios”, se deben seguir las medidas sanitarias y ser prudentes

El miércoles de ceniza no es una obligación, sino una devoción; por lo que la gente puede hacer oración desde su casa y no exponerse a un posible contagio de Covid-19; recalcó el cardenal Alberto Suárez Inda.

En entrevista con medios de comunicación; el cardenal indicó que en los templos se tomarán las medidas sanitarias correspondientes; incluso en algunos se buscarán las alternativas para no tener contacto con los feligreses que acudan.

“Va haber todas las precauciones, en algunas partes les van a dar bolsas o pinzas para no tocar a la persona; con tal de disminuir los riesgos; quien sienta que está delicado o que puede contagiarse.

La ceniza no es una obligación, es una devoción, tiene un sentido de recordar nuestra condición mortal, pero quién no pueda ir, que haga oración desde su casa y que pida a Dios la gracia que la ceniza representa”, subrayó.

En este tiempo de pandemia; el clérigo subrayó que las personas que acudan a la iglesia lo hacen porque buscan la paz espiritual; pero, insistió, en que deben hacerlo con todas las precauciones que implica el estar en una contingencia sanitaria.

“Pueden salir con las precauciones. Yo creo que ir a la Iglesia es como ir a la farmacia; es buscar la medicina de Dios, todos necesitamos la fe; pero claro, guardando las medidas de precaución; en esto debemos ser prudentes, pero no ser cobardes, así como vamos por lo necesario a donde venden comida; vamos a la iglesia a alimentarnos con la comida que nos da fortaleza espiritual”, recalcó.

Agregó que es necesario que las personas que acudan a la iglesia mantengan la sana distancia y el uso de cubrebocas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí