México inicia 2021 con batallas legislativas y económicas con los empresarios

Las batallas del Gobierno con empresarios sobre empleo, energías renovables, organismos autónomos y Banxico afectarían la recuperación económica de México

El Gobierno de México inicia el año con nuevas y controvertidas batallas legislativas con los empresarios sobre empleoenergías renovablesorganismos autónomos y el Banco de México (Banxico), lo que obstaculizaría su meta de una pronta recuperación económica.

“Son realmente amenazas muy importantes para la buena marcha económica de México”, comentó este domingo a Efe el profesor Luis Güemez, de la CETYS Graduate School of Business del campus Mexicali.

Viejos y nuevos frentes

Tan solo esta semana, la primera del año, el presidente Andrés Manuel López Obrador revivió viejas iniciativas y nuevas políticas para deshacer las “reformas del periodo neoliberal”.

El mandatario defendió el anuncio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para sacar de operación a generadores privados de energías renovables al culparlas del apagón masivo que afectó a 10.3 millones de personas en diciembre.

También causó indignación cuando anunció que buscará eliminar organismos autónomos como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

“No sirven, no benefician al pueblo, pero sí cuesta mucho mantenerlos”, comentó en su rueda de prensa matutina del viernes.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la organización cúpula del sector privado en México, expresó su “preocupación” por las declaraciones del presidente al advertir que la economía “inicia débil en 2021”.

“En momentos tan difíciles para nuestro país, en que todos deberíamos estar buscando alternativas para impulsar la actividad económica, en poco abona el ataque a sectores productivos”, señaló el organismo.

A estas medidas se suma la iniciativa del presidente para eliminar la subcontratación laboral, conocida como outsourcing, y la reforma que obligará a Banxico a comprar dólares que la banca privada no pueda repatriar, lo que arriesga al banco central a recibir efectivo ilícito.

El mandatario y su partido, el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), avisaron que respaldarán estas medidas pese a que ya habían negociado con la iniciativa privada al respecto.

“El Gobierno Federal, desde que comenzó, ha sido un ataque continuo a la iniciativa privada, sobre todo a los organismos empresariales”, opinó el profesor Güemez.

Una meta con obstáculos

La incertidumbre se mantiene mientras México afronta la pandemia de COVID-19, que ha dejado más de 1.52 millones de casos y más de 133 mil muertes.

La crisis sanitaria provocó una contracción del 9.6 por ciento del PIB en los primeros nueve meses de 2020.

El presidente y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estiman que la economía de México cayó 8 por ciento en 2020, pero que tendrá un repunte del 4.6 por ciento.

Sin embargo, el profesor Güemez duda del optimismo del Gobierno.

“Para el nivel de Producto Interno Bruto (PIB) que teníamos en enero de 2019 no van alcanzar los cuatro años de Gobierno siquiera para alcanzar el mismo tamaño de la economía”, advirtió.

El académico también alertó que las reformas podrían poner en peligro al nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), la principal apuesta del Gobierno para reactivar la economía.

La crisis de empleo

En particular, la iniciativa para eliminar el outsourcing arriesga a 5 millones de trabajadores que dependen de esta esquema, indicó a Efe el director de Tallentia MX, Elías Micha.

“Vemos como peligroso que se estigmatiza la subcontratación y más peligroso todavía es hacerlo en un año de crisis”, aseveró el líder empresarial.

Tras perder un saldo neto de 700 mil empleos formales en 2020, la reforma impedirá que el Gobierno cumpla su meta de recuperar para marzo todos los puestos registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), consideró Micha.

El especialista recordó que México nunca ha creado 1 millón de empleos formales en un solo año, por lo que cuestionó la promesa del presidente.

“Yo no veo cómo, con la pandemia a todo a lo que da, con una pandemia descontrolada, francamente es muy difícil pensar que va a haber una recuperación del empleo en un trimestre, nosotros pensamos que si bien nos va, esto va a tardar años”, sostuvo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí