Romo, un incómodo puesto coyuntural

Amigable despide el presidente Andrés Manuel López Obrador al hoy exjefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, en lo que los duros ideólogos de Palacio consideran un buen tanto a su favor

Amigable despide el presidente Andrés Manuel López Obrador al hoy exjefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, en lo que los duros ideólogos de Palacio consideran un buen tanto a su favor.

El nombramiento del regiomontano Romo siempre fue coyuntural, tenía como fin atemperar los ánimos recelosos de tantos empresarios y convencerles que una cosa es el lenguaje de campaña y otra el del gobernante

Por irrefrenables prejuicios antiempresariales nunca lo aceptaron los ideólogos radicales, pero se llevarán un chasco, cuando quieran manipular en su beneficio al presidente, pues sólo les recordará que, sin él, son irrelevantes.

¿Adiós a empresas y empleos perdidos?

Es ingenuo esperar en tiempos de crisis un mensaje realista o autocrítico del Gobierno de la República, lo cual explica los constantes diagnósticos que, aunque aceptan las crisis, afirman que es inminente regresar a la normalidad económica.

Las estadísticas del INEGI revelan que el saldo al pasado agosto entre empresas y empleos perdidos y los creados este año, hay un déficit de casi 400,000 empresas que permanecen cerradas y un boquete de 2 millones 900,000 empleos aún no recuperados.

Esa es la realidad que disimulan los debates irrelevantes y ejercicios de propaganda política, pero también es una terca realidad que, pese a todo, si no se recupera lo perdido, en algún momento tendrá un costo político.

Riesgo, instituciones a medio construir

En todas las organizaciones, las privadas y las públicas, existe lo que llaman la memoria institucional, que es la memoria de lo que se ha hecho a lo largo del tiempo, cómo se ha hecho y cómo ha sido el proceso de decisiones.

Así se resuelven las peores crisis, financieras, sociales o políticas, pues la memoria institucional, en el peor de los casos, impide repetir los errores del pasado y capitalizar eventuales aciertos.

Si el presidente López Obrador, por prejuicios, elimina la memoria institucional, corre el riesgo de que los errores del aprendizaje no permitan construir nuevas instituciones, mientras sistemáticamente destruyen las viejas. Como Gorbachov.

Notas en remolino

Sin mencionar las tentaciones políticas de cambio, el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, advierte que, aunque hasta hoy las pruebas de estrés del sistema financiero revelan solidez, hay riesgos de problemas de capitalización en algunas instituciones…

Curioso que especialistas en temas económicos consideren acertada la práctica de micromanagement en un gobierno del tamaño del mexicano…

Falta que Jeffrey Sachs, quien encabeza una institución de la ONU, sea descalificado por su crítica a la política energética de México… Ya en las clínicas y hospitales del Valle de México está la instrucción de que las consultas, atención y medicinas son gratuitas.

El problema, dice el personal médico, es que en diversas instituciones, por el desabasto, muchos familiares adquieren lo que se prescribe a sus pacientes; ahora no quieren hacerlo. La realidad, tan lejana de los escritorios…

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Eduardo Ramírez, decidió recordar nuestras tradiciones de vestuarios regionales. Ayer 2 de diciembre, acudió vestido con traje de charro de los Altos de Chiapas…

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí