CoDi contra Visa y Mastercard

Todo indica que ahora sí iniciará la verdadera batalla por ver quién hará que todos los mexicanos que tienen celular y son clientes de la banca opten por usar alguna de estas formas de pago.

Parece que fue ayer, pero hace cinco años ya todo estaba más listo y promocionado para que con solo acercar el celular a la terminal punto de venta (TPV) se pudiera hacer el pago de compras hechas en los comercios, sin tener contacto físico con nada más que el móvil. Para ello se tenía que sustituir las TPV que aceptaran la lectura a distancia y que los clientes de la banca se familiarizaran con esta forma de pagar.

Desafortunadamente el uso de esta forma de pago ha avanzado a paso lento, muy lento, ya que debían −como lo referí− modernizarse las TPV y los celulares tener la tecnología NFC que permite la comunicación inalámbrica de corto alcance e intercambio de datos entre los dos dispositivos, además de que esta forma de pago debería permear entre los clientes de la banca. Con esa modalidad los comercios tenían que seguir pagando las comisiones por uso de las TPV y los bancos con los procesadores como Visa y Mastercard peleando por el negocio.

En el inter nació el Cobro Digital (CoDi), plataforma creada por el Banco de México con las instituciones bancarias para poder hacer pagos de celular a celular usando la plataforma del SPEI, en donde los negocios no tendrían que pagar comisiones, y las personas podrían transferir de forma más rápida con un QR, el CoDi al igual que los pagos sin contacto usando el celular en las TPV ha seguido el mismo camino y su aceptación ha sido lenta.

Sin embargo con la llegada de la pandemia, como todos sabemos, el uso de medios de pagos electrónicos simplemente pasó a formar parte de la vida cotidiana de millones de personas, la banca móvil, el uso de los plásticos, todo lo que se pudiera hacer para evitar tener contacto con el papel moneda o tocar superficies que han sido tocadas por desconocidos, por el riesgo al contagio, ha creado una revolución que todo indica que ahora sí iniciará la verdadera batalla por ver quién hará que todos los mexicanos que tienen un celular y son clientes de la banca opten por hacer uso de alguna de esta forma de pago y así los plásticos queden guardados.

Esto porque como todos ya saben Visa trajo ya Apple Pay que podrán usar los clientes que tengan un Iphone o un Apple Watch de Banorte, Banregio, Hey Banco, HSBC, Inbursa, RappiCard y Rappi Pay by Accendo, con lo que se busca impulsar el pago sin contacto. De cerca viene Mastercard con Santander y GetNet para promocionar de igual forma el uso del celular para pagar en la TPV, aunque no hay que olvidar que en México solo alrededor de 55 por ciento de todas las TPV están preparadas para manejar estas transacciones sin contacto.

Por ello, ante la promoción que veremos para que ahora sí el celular se convierta en nuestro monedero para pagar, para dejar los plásticos en casa y poder realizar los pagos, el CoDi podría tener una oportunidad de ganar terreno en negocios de mayor tamaño y no solo en pequeños comercios como era la idea en un principio, porque si bien hoy es aceptado en Chedraui o La Comer, la verdad es que no es un medio que se promocione para pagar y que pocos conocemos.

Lo cierto es que el celular puede ser ahora sí el gran aliado de las instituciones. Solo hay que ver los datos del banco más grande del sistema, BBVA México, que en el primer semestre del año realizó 559 millones de transacciones hechas en el móvil o la web contra 70 millones realizadas en ventanillas; la gran pregunta es si logrará el sistema bancario convertir al celular en nuestra forma de pago en las TPV y negocios al momento. Por lo pronto, la moneda está en el aire.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí