¿Cómo sobrevivir a la cuesta de enero en tiempos de pandemia?

El contador Juan Ignacio Oros, considera que no existe una receta mágica que diga cómo administrar nuestra economía; ya que cada persona tiene ingresos distintos

Las finanzas personales son doblemente importantes ante el panorama de crisis económica que se generó por la pandemia de Covid-19 y la llamada “cuesta de enero” se vuelve aún más complicada este 2021.

Por ello, el ex presidente del Colegio de Contadores de Michoacán, Juan Ignacio Oros Guerrero, considera que para las finanzas personales no existe “una receta mágica” o una regla universal que nos diga cómo administrar nuestra economía; ya que cada persona o grupo familiar tiene ingresos y necesidades distintos que determinan los gastos y ahorros de esos ingresos.

De acuerdo al especialista, un factos sí es importante: la planeación.

Planeación, elemental para unas buenas finanzas

Lo primero que debe hacer una familia es considerar los ingresos que obtienen cada mes y la expectativa que puede tener por año, con la finalidad de hacer planeaciones de corto y a largo plazo, sin dejar de lado las reparticiones económicas de la familia, es decir, las necesidades más inmediatas deben estar consideradas dentro de esta planeación.

“Hay que sumar los gastos de comida, gas, servicios básicos, luz, agua, teléfono, internet, el cual hoy en día es una necesidad primordial para la familia, principalmente para los que trabajan en casa y tienen niños en la escuela; también está el gasto de transporte o gasolina”, detalló

En segundo plano, es necesario visualizar si se cuenta con todo lo necesario, como es el caso de tener una computadora en buenas condiciones y con capacidades de recepción para poder trabajar o para que los hijos –si es que se tienen– reciban sus clases virtuales, “si no se cuenta con este bien, hay que sumarlo como un gasto para hacer la inversión”, recalcó.

Posteriormente, agregó, se suman todos los gastos, incluidas las deudas a tarjetas de crédito y préstamos requeridos, lo que sale debe ser menor al ingreso mensual de cada familia; en caso de que no lo sea, será necesario reducir gastos y visualizar oportunidades de otra fuente de ingreso, contempló.

Las planeaciones se realizan mensualmente y es importante que al finalizar este periodo se revisen nuevamente, con la finalidad de comparar las proyecciones de ingresos y los gastos generados durante el mes, así podrán verificar las fugas de capital que se realizan en compras innecesarias.

¿Cómo usar una tarjeta de crédito sin sufrirla?

“Las tarjetas de crédito son riesgosas”, pero también son “necesarias para las finanzas personales”, por lo que deben usarse con responsabilidad al momento de realizar alguna compra, refirió el también contador público de profesión al cuestionarle sobre los pros y contras de este plástico.

Para el experto, si las tarjetas de crédito no se usan responsablemente ponen “a la persona en una situación complicada, más con el panorama no alentador de la economía que existe en este momento”, opinó Oros Guerrero.

Indicó que el “dinero plástico”, como suele llamarse a las tarjetas de crédito, puede usarse responsablemente bajo el entendido de que al finalizar el mes se tiene que contemplar la compra para no realizar pagos mínimos, sólo así podrán evitarse mayores complicaciones financieras.

Reconoció que este utensilio financiero es muy recurrente al inicio de año, ya que las familias tienen mayores necesidades después de los gastos de fin año, la mala administración de su aguinaldo y el compromiso de compra de juguetes por el Día de Reyes.

¿Debo acudir a una casa de empeño para superar la crisis económica?

En enero, es una constante ver filas de gente en las cajas de ahorro con artículos personales que deben empeñar porque su economía está en una situación crítica, ya sea porque hubo una mala planeación o porque sus recursos son insuficientes.

Ante esta emergencia financiera, la recomendación del contador es acudir a instituciones reconocidas como las cajas de ahorro o bancos donde se les otorguen créditos con tasas de interés bajas y cómodos pagos, pero eso sí, nunca con agiotistas que cobran intereses leoninos y sin control alguno, recalcó.

De acuerdo al contador, las cajas de ahorro son socorridas por las personas que no tienen manera de comprobar ingresos, pero las tasas de intereses son similares a las brindadas por instituciones bancarias, por lo que en caso de que no haya otra opción de conseguir liquidez pueden ser una buena opción, aunque siempre son una “válvula de escape”, consideró.

“Lo importante es que no se gasten el aguinaldo para prever cualquier gasto no previsto que pueda surgir o para enfrentar un posible “confinamiento obligatorio”, que, en el caso de Michoacán, el gobernador anunció que podría llegar a darse”, mencionó.

“¿Cómo afectará el “aislamiento obligatorio” mis finanzas?

El cierre de actividades no esenciales parciales o definitivamente, incluso llevar al confinamiento, generaría en la economía local un efecto “dominó”, es decir, traerá una repercusión en cadena que alterarían las finanzas de toda persona.

En el sentido que los negocios que tengan que cerrar no podrán hacer frente al pago de los empleados y finalmente el trabajador vería afectada su proyección mensual.

“No es porque el empresario tenga el corazón obscuro y no quiera pagarles a sus empleados, simplemente es que no tiene los recursos para así hacerlo”, consideró el contador.

Por último, agregó que las familias michoacanas no deben ignorar que este año 2021 hay mayor riesgo de perder el empleo que en 2020, ya que la economía mundial se avizora complicada para todos los países y afectará considerablemente a México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí