Irresponsabilidad de César Palafox Quintero, presidente Municipal de los Reyes por la invitación a la ciudadanía a la iluminación del árbol navideño

Pese a que el llamado general en el país y el estado fue quedarse en casa durante la celebración de la Virgen de Guadalupe, pobladores desafiaron las medidas y celebraron con aglomeraciones.

Pese a las recomendaciones de no congregar gente en manifestaciones de cualquier índole, por la pandemia del Covid-19, la noche del pasado viernes, cientos de ciudadanos reyenses salieron a las calles, a pie, vestidos con indumentaria indígena, en motocicletas y automóviles para cantarle las mañanitas a La Virgen de Guadalupe.

Alrededor de las 20:00 horas, las autoridades municipales encendieron la espectacular iluminación del árbol navideño y de la plaza principal, acto al que acudieron decenas de familias, las cuales gustosas tomaban video y fotografías con sus cámaras y celulares, mucha gente que acudió no tomó las medidas necesarias, pues llegó sin cubrebocas.

Cabe señalar, que el pasado miércoles, en Casa de Gobierno en la ciudad de Morelia el mandatario estatal Silvano Aureoles Conejo se reunión con presidentes municipales de localidades que son señaladas como focos rojos por los casos de Sars-Cov-2 que se han registrado y uno de ellos fue el edil de Los Reyes, César Palafox Quintero, con la finalidad de externarles las medidas que se tomaran para evitar mayores contagios durante estas fiestas decembrinas.

Pero ya alrededor de las 22:00 horas fue arribando una gran cantidad de personas al centro de la ciudad, la reunión fue en el atrio del templo de Los Santos Reyes, en donde los curas preparaban una camioneta con la imagen de La Reyna de América, unidad arreglada con flores y una banda de viento que sería la encargada de cantarle las mañanitas.

Y al darse la media noche, comenzó una procesión por diversas calles de Los Reyes, los cientos de ciudadanos, entre ellos decenas de motociclistas que llevaban banderas de todos los países de América, en donde se venera a nuestra Santa Patrona, La Virgen de Guadalupe, hicieron rugir sus máquinas en señal de júbilo, seguidos por mujeres y hombres, con indumentarias indígenas, así como danzantes y una gran cantidad de personas en otros vehículos.

Por diversos puntos de la ciudad se escuchaban y se veían las detonaciones de cohetones.

Ya con la luz del día, las personas han entrado y salido al templo de Los Santos Reyes, todos personificados para dar gracias a La Virgen Morena, esperando que con su santo manto los cubra y les siga dando sus bendiciones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí