Muere bebé tras ceremonia de bautizo; el sacerdote ignoró su llanto

En una ceremonia ortodoxa, un bebé de apenas seis semanas murió luego de ser bautizado y sumergido tres veces en el agua.

En Rumania, según testigos, un sacerdote ortodoxo de la iglesia de Suceava, ignoró el llanto de un bebé a quien estaba bautizando y lo sumergió en el agua bendita para continuar con el bautizo.

Durante la ceremonia, el bebé sufrió un paro cardiaco y fue traslado al hospital, donde murió horas más tarde.

PULMONES DEL BEBÉ ESTABAN LLENOS DE “AGUA BENDITA”

La autopsia indicó una máxima “presencia de líquido en los pulmones” del bebé, producto de la gran cantidad de “agua bendita” que tragó durante la ceremonia de bautizo.

Luego de conocer las causas de la muerte del bebé, la fiscalía inició investigaciones en contra del sacerdote ortodoxo por el delito de homicidio.

Por su parte, usuarios en redes sociales abrieron una campaña de recaudación de firmas para obligar a la Iglesia Ortodoxa a modificar sus “extremos y peligrosos” rituales para los bautizos. Hasta el momento, han reunido 56 mil firmas.

“La muerte de un recién nacido a causa de esta práctica es una gran tragedia. Este riesgo hay que descartarlo para que triunfe la alegría del bautismo”

IGLESIA ORTODOXA SE DEFIENDE

Ante las acusaciones y críticas por la muerte del bebé tras ser sumergido en el agua tres veces durante la ceremonia de bautizo, la Iglesia Ortodoxa se mantiene firme en la decisión de “conservar el ritual tal y como está”.

Vasile Banescu, portavoz de la iglesia dijo que el único cambio que podría hacerse es “verter un poco de agua en la frente del bebé para evitar las tragedias”.

En contraste, el arzobispo Teodosia, líder conservador de la Iglesia aseguró:

“El ritual no cambiará. No nos dejaremos intimidar.”

Sin descripción disponible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí