Pobladores de Ario suman 6 meses en armas contra el crimen: Ni el gobernador ni su candidato hicieron algo desde entonces

Fue en agosto del 2020 que en el municipio de Ario se anunció el levantamiento armado de los productores agrícolas locales, ante el acoso del crimen organizado y en defensa de sus comunidades y de su modo de vida; hasta la fecha los civiles siguen movilizados librando una guerra con el crimen organizado, y el gobernador Silvano Aureoles Conejo, además de asegurar resultados en seguridad  para esa región, cosa que los hechos desmienten, no hizo algo al respecto, como tampoco hizo su entonces secretario de gobierno y hoy candidato a gobernador, Carlos Herrera Tello, pues entonces como ahora, para ellos la prioridad es el proceso electoral.

“Hoy jueves 6 de agosto de 2020, nos levantamos en armas Rancho Nuevo de Chuen, San José de Chuen, Buen Suceso, Tres Palos, Toyonguio, etc., en contra de los grupos armados porque no nos dejamos que nos cobren cuotas, mucho menos que secuestren o roben vehículos. Ya basta. Los invitamos ranchos vecinos a que se unan a nosotros. ATTE. Rancho Nuevo de Chuen y San José de Chuen”, es el anuncio que hicieron los pobladores de Ario, aunque el movimiento se extendió al vecino municipio de Salvador Escalante, en algunas de las comunidades citadas y otras como Ixtaro.

Desde entonces y hasta la fecha los pobladores han protagonizado enfrentamientos con el crimen organizado, especialmente los Caballeros Templarios, que opera activamente en esa región aguacatera, sembrando el terror para obtener el control de las huertas y empaques agrícolas, encargándose además del cobro de piso, extorsión, secuestros y venta de droga.

De acuerdo con un editorial del sitio La Política Online, publicado en diciembre del año pasado, deliberadamente el gobernador Silvano Aureoles Conejo ha ignorado su tarea de brindar seguridad, para que la violencia incida a su favor en el proceso electoral.

“En Palacio Nacional comienza a crecer el malestar con Silvano Aureoles, a quien apuntan por fomentar el rearme de grupos de autodefensas en algunas regiones de Michoacán, justo cuando se viene un proceso electoral muy favorable para Morena. ‘Quiere ensuciar la transición con violencia’, acusan desde la 4T.

‘También los aguacateros de Ario de Rosales, en Salvador Escalante o Pátzcuaro. Allí también hay mucho malestar y se está fomentando el reagrupamiento de grupos’, explicó a LPO una fuente del gobierno federal”, se lee en el texto.

Y es que ya sean auténticas expresiones de hartazgo contra el crimen organizado, como en el caso de Ario, Salvador Escalante, Zitácuaro y comunidades indígenas de Michoacán, o grupos delictivos disfrazados, como en la región Costa – Sierra y Tierra Caliente, en municipios como Cotija, Tocumbo, Tingüindín, Los Reyes, Tepalcatepec y Buenavista, las autodefensas siguen activas y más vivas que nunca, pese a todos los dichos del gobernador Silvano Aureoles Conejo de no tolerar su operación en la entidad y con la sospecha de si su nulo actuar en contra de estos grupos y de los causantes de la inseguridad obedece a otros intereses, como indican las filtraciones.

Asimismo, el nuevo alzamiento armado en Michoacán deja ver la incapacidad del candidato de Silvano Aureoles a la gubernatura, el empresario constructor y alcalde de Zitácuaro, Carlos Herrera Tello, que cobró cientos de miles de pesos en su cargo como Secretario de gobierno, por no hacer más que promover su imagen y dejar crecer la violencia en la entidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí