Reportan contagios entre personas de 40 a 49 años ya vacunadas en Michoacán

Hasta 27 por ciento de las personas en este rango de edad que ya recibieron al menos una dosis, han dado positivo a las pruebas de coronavirus.

Hasta 27 por ciento de los michoacanos de 40 a 49 años de edad que ya cuenta con una dosis de la vacuna contra el COVID-19 se encuentran infectados de esta enfermedad sin saberlo, lo cual se suma a la cifra de 14 por ciento en población de 30 a 39 años de edad e implica una fuerte carga de contagio en el estado, a la par que se observan largas filas para la aplicación de pruebas en los servicios públicos y privados de salud.  

El jefe de la Jurisdicción Sanitaria Número Uno de Morelia, Roberto Quevedo Díaz, reveló que en las pruebas aleatorias que se aplican en la vacunación contra COVID-19 en la capital michoacana, se ha encontrado una positividad del 27 por ciento en este sector, a pesar de que ya cuentan con una protección por la primera dosis recibida del biológico.

“El grupo de 40 a 49 años de edad es de destacarse, porque está recibiendo su segunda dosis, pero en ellos estamos teniendo una positividad del 27 por ciento. Quiere decir que 27 de cada 100 personas de 40 a 49 años de edad, aunque ya tienen una vacuna aplicada, están saliendo positivos”, expresó el funcionario de la dependencia estatal de salud.

Este nuevo dato se suma al reporte anterior de un 14 por ciento de población de 30 a 39 años que también resultaron positivos al COVID-19 sin que lo supieran con anterioridad.

Si bien el dato de mayores de 40 implica que no han enfermado de gravedad gracias a la primera dosis de la vacuna, ambas cifras combinadas también reflejan un alto número de michoacanos que están infectados sin saberlo y pueden expandir la enfermedad.

A estas personas que no creían estar contagiadas, pero resultaron positivas por las pruebas aleatorias, también se suman aquellos michoacanos que tienen sospechas de la enfermedad y actualmente abarrotan los centros de salud y los laboratorios privados para acceder a las pruebas, en tanto que desde finales de junio se han seguido registrando largas filas en los diversos puntos que ofrecen este servicio en la capital michoacana.

De acuerdo con la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), el aumento en la aplicación de pruebas puede observarse en los reportes se semanales de casos estudiados, que fue de 187 mil 623 el pasado 27 de junio, 196 mil 074 al 11 de julio, 204 mil 332 al 18 de julio, 215 mil 115 al pasado 25 de julio y finalmente 216 mil 681 al cierre del 28 de julio.

Esto implica un aumento de más de 29 mil pruebas realizadas en el último mes tanto en el sector público como el privado.

Aumento de pruebas en tercera ola  

Dichos repuntes en las pruebas positivas y su aplicación se dan a causa de la tercera ola de contagios del COVID-19, la cual llegó en un periodo en el que ya se habían aprobado los eventos masivos y también se aumentaron los aforos de establecimientos comerciales, lo cual provocó mayores cadenas de infección que se han venido manifestando desde finales de junio sin que se aplique un freno hasta la fecha.

Si bien la SSM no ha confirmado la presencia de la variante Delta en Morelia, Roberto Quevedo apuntó a que las cifras de contagio de las últimas semanas en la ciudad capital corresponden a la circulación de esta mutación cuya particularidad es que cada caso activo puede contagiar a ocho personas más, en contraste con las versiones originales del virus que solo implicaban un contagio de tres por cada caso activo.

“Tenemos una velocidad de transmisión que ya no corresponde al virus original y aunque es cierto que no se ha documentado todavía la presencia dela variante Delta, esta variante se encuentra ampliamente circulando en la Ciudad de México, Jalisco y Guanajuato, así es que prácticamente estamos cercados y dado el comportamiento de estos días pareciera que también nos está afectando esta variante”, explicó el funcionario de la SSM.

En este contexto, resulta necesario que la población michoacana refuerce las medidas ya conocidas de portar cubrebocas, mantener una sana distancia y lavarse constantemente las manos, así como también se suma la indicación de reducir la movilidad, es decir, limitar el número de salidas a lugares públicos como restaurantes, bares, centros comerciales, entre otros, y eliminar totalmente la asistencia a eventos masivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí