Atraen a miles de visitantes, pero hoy los destinos turísticos ambientales son presa de la degradación

Los lagos del estado, bosques de la mariposa monarca y otros tesoros naturales de Michoacán agonizan por la degradación y la falta de atención.

A pesar del valor cultural, ecológico, y económico que representan, los puntos de turismo ambiental de Michoacán se mantienen en constante degradación.

La biosfera de la mariposa monarca, el Lago de Pátzcuaro, Zirahuén, los puntos de anidación de la tortuga Golfina en la costa michoacana e incluso, el hábitat del pelicano Borregón en la cuenca de Chapala presentan problemas de afectación.

En paralelo a la belleza arquitectónica de Michoacán través de ciudades como Morelia, Zamora, Pátzcuaro y Uruapan, son los recintos ambientales los que siguen atrayendo principalmente al turismo nacional e internacional.

Con base a lo anterior, Claudia Chávez López, titular de la Secretaría de Turismo de Michoacán reconoció preocupación por la condición en la que se viven en los puntos geográficos antes mencionados, así como a la falta de mecanismos de protección que permitan recuperar los espacios

“hay que tener una ruta muy marcada para tener un plan de rescate de todas estas zonas y obviamente aquellas que son reservas que ya tienen un lineamiento y que están decretadas como reservas del medio ambiente y por otro lado seguir trabajando no solo por el tema económico sino por el tema de garantizar. El bosque no puede seguir siendo degradado, si bien es cierto que no nos podemos proteger de un huracán si podemos adelantarnos pata atender la problemática ambiental”, destacó.

LA MONARCA, A MERCED DE LAS PLAGAS

En el caso de la mariposa Monarca, icónico lepidóptero que año con año atrae a más de 200 mil turistas en la temporada invernal, las condiciones de afectación son cada vez más evidentes.

A pesar del esfuerzo de las comunidades por contener el fenómeno de cambio de uso de suelo, la tala clandestina y los incendios forestales, los fenómenos de degradación ha superado las capacidades de la región.

Ante el abandono institucional, se han registrado plagas de insectos descortezaros que habrían afectado a más de 4 mil pinos y oyameles en la zona de anidación de la Monarca, lo cual representa un serio impacto al ecosistema forestal.

La reserva y zona núcleo del ejido del rosario apenas comenzaba a ver indicios de recuperación tras la nevada y fuertes vientos de 2016, cuando de nueva cuenta los efectos climatológicos afectaron a la Área Natural Protegida.

En voz de los ejidatarios de el Rosario, la plaga comenzó debido a las condiciones de cambio climático y la intermitencia de las lluvias en conjunto con oleadas de calor que terminaron por desarrollar.

Miguel Ángel Cruz, comisario ejidal del Rosario, advirtió que la situación es de desesperación para contener las afectaciones con la plaga que amenaza por extenderse por toda la sierra del oriente michoacano, por lo que clamaron por apoyo fitosanitario para atender la contingencia de los bosques.

Al igual que en otras regiones del estado, la biosfera de la Monarca se ha constituido como una de las principales fuentes de empleo para la población de al menos 4 municipios por la recepción turística, por lo que se teme un impacto además económico y social por la degradación del ecosistema.

“Es el bosque santuario de la Monarca más grande del mundo y estamos siendo afectados por una plaga en la zona donde año con año llegan las mariposas a este punto del estado es muy preocupante para los ejidatarios y la comunidad en general porque va a grandes pasos y va creciendo de manera sostenida”, manifestó el representante del que es considerado el santuario más visitado del país.

ZONA LACUSTRE, EN CONSTANTE SEQUÍA

A poco más de 200 kilómetros de distancia, el lago de Pátzcuaro, el espejo de agua de mayor importancia en términos culturales, turísticos y de tradiciones también sufre los efectos de la degradación ambiental.

Poco a poco el lago se encoje mientras que la profundidad del mismo se sigue reduciendo ante la mitrada de los pescadores.

Considerada y proyectada como la próxima ciudad Patrimonio ante la UNESCO por parte del gobierno de Michoacán, el lago que dota de identidad a la ciudad agoniza ante la omisión de los 4 ayuntamientos, autoridades estatales y federales de la región.

Isla de Janitzio

El doctor Arturo Chacón académico de la UMSNH y especialista en el manejo de los recursos naturales sustentables, ha destruido el lago desde hace más de 30 años, por lo que ha advertido una pérdida de hasta un 40 por ciento de la superficie del espejo de agua.

Asimismo, se ha señalado que el icónico pescado blanco, principal característica y polo de atracción del turismo internacional se ha visto afectada por los niveles de contaminación del agua por las descargas de 4 municipios y distintas comunidades rurales que se encuentran en la Riviera del lago.

Falta un plan de manejo del lago que permita coexistir y recuperar al ecosistema. Ha perdido ya casi un 50 por ciento de su capacidad de almacenamiento y hay un importante proceso de erosión de los suelos”.

Arturo Chacón académico de la UMSNH y especialista ambiental

A pocos kilómetros de distancia, el lago de Zirahuén presentan condiciones de degradación similares, mismas que a pesar de tratarse de un espacio turístico y de ostentar altos niveles de plusvalía en el valor de suelo por la construcción de lujosas cabañas y complejos turísticos, poco o nada se ha hecho para resguardar la zona.

Al igual que en otras zonas del estado, las plagas han derivado en la tala autorizada en la zona que ya ha resentido la desaparición de las zonas de recarga, la instalación de huertas de monocultivos e incluso, la descarga aguas residuales procedentes de al menos dos demarcaciones cercanas.

Al panorama anterior se suman las condiciones de intensa sequía que ha vivido Michoacán y que han contribuido para acelerar el proceso de degradación de manos espejos de agua. A pesar de lo anterior hasta el momento no hay proyectos de rescate a gran escala y tangibles.

COSTA MICHOACANA, CARENTE DE INFRAESTRUCTURA Y APOYO A LA TORTUGA

En la costa michoacana, la situación no es distinta respecto a otros destinos turísticos y las necesidades de protección ambiental. La casi veintena de campamentos tortugueros hacen frente con recursos propios a los fenómenos que ponen en riesgo a las tortugas golfinas y laud cada año.

La caza furtiva de la tortuga, el robo de los huevos e incluso los fenómenos hidrometeorológicos como los huracanes siguen afectado a las poblaciones de tortugas de la región de la costa michoacana constantemente.

En voz de Alonso Medina, líder del campamento del Habillal, en el municipio de Lázaro Cárdenas, hay preocupación por la falta de apoyos, así como de promoción turística a la región. Año con año financian la operación de los campamentos con la llegada de turismo, actividad que no ha logrado repuntar por problemas como la inseguridad y más recientemente la pandemia.

Nosotros seguimos esperando que repunte la actividad turística y de visitantes para poder costear el funcionamiento de los campamentos. Solo 4 zonas tienen apoyo d la federación, el resto trabajamos con lo que tenemos y lo que nos dejan los visitantes”.

Alonso Medina, líder del campamento del Habillal

El campamento de punta Ixtal, en la región de Agililla, sufrió durante el 2020 la peor afectación de la historia reciente por efectos de una tormenta tropical que terminó por destruir cientos de nidos y miles de huevos de tortuga, afectación sobre la cual no recibieron apoyos por parte de los gobiernos.

Durante este 2021 las distintas regiones costeras se han tenido que enfrentar con más constancia al fenómeno de mar de fondo, lo que ha puesto en riesgo a los propios nidos de los icónicos quelonios.

Respecto a la falta de infraestructura turística en los más de 200 kilómetros del litoral michoacana, la titular de la SECTUR reconoció que primero se tendrían que atender las necesidades básicas de la región y las comunidades que operan los negocios y servicios de la región antes de pensar en un desarrollo más amplio como en el caso de las cadenas hoteleras.

PELICANO BORREGÓN, EL MENOS ATENDIDO

El pequeño fragmento del lago de Chapala que colinda con el estado de Michoacán se ha convertido en otro punto de recepción de turismo local y nacional para quienes buscan conocer a las majestuosas aves procedentes del norte del continente en los últimos años.

N obstante, a pesar del valor cultural y de la derrama económica que deja en la región Ciénega del estado, la atención a la problemática se ha reducido a dejar la atención del lago al gobierno del estado de Jalisco, mientras que del lado de Michoacán se siguen apreciando niveles importantes de contaminación y afectación al ecosistema.

El pelicano Borregón forma parte de los 3 fenómenos migratorios de especies que llegan al estado de Michoacán y de las 3, es la que menos atención y apoyo recibe por parte de los tres niveles de gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí