Investigadores y académicos se reúnen con Cristóbal Arias Solís

Falta vinculación académica con sector productivo, señalan

La falta de vinculación entre los sectores educativo y productivo ha impedido que Michoacán desarrolle todo su potencial en el renglón agropecuario, en perjuicio de los productores y de los michoacanos en general.

Así lo expresaron este día investigadores y académicos al reunirse con Cristóbal Arias Solís para exponer sus inquietudes y opiniones respecto al desarrollo agropecuario del estado, el cual consideran se encuentra desaprovechado debido a la falta de conexión entre los investigadores y los productores michoacanos.

Los especialistas plantearon al senador con licencia la necesidad de aprovechar todas las capacidades con que cuenta el estado en materia de servicios e innovación tecnológica para dar valor agregado a las cadenas agroalimentarias, recurriendo a centros e instituciones que ya existen en Michoacán y que pueden satisfacer esa demanda.

Los expertos en el tema ejemplificaron que Michoacán vende todos sus productos agrícolas en fresco -hortalizas o frutas- a precios relativamente bajos y, posteriormente, tiene que comprar esos mismos productos ya procesados a precios mucho más altos.

Abundaron incluso que mucha de la producción de algunos frutos u hortalizas, como el jitomate, son tirados o desperdiciados debido a los bajos precios, cuando bien podrían procesarse o transformarse en purés o alimento en polvo para su comercialización en el mercado nacional o internacional.

Recordaron incluso que el municipio de Yurécuaro es el productor de jitomate número uno en el país, aunque por estados lo es Sinaloa.

Refirieron ante Cristóbal Arias que ni siquiera existe una Subsecretaría de Innovación y Desarrollo Agroalimentario en la estructura orgánica de gobierno que atienda este rubro, ya que sólo existe una jefatura de Departamento que ni siquiera cuenta con facultad de decisión.

Los investigadores resaltaron además que aquí existe personal calificado, laboratorios de fitopatología, nutrición vegetal, inocuidad, de análisis de suelos y de microbiología, así como tecnología que incluye el uso de drones y cámaras especiales para la detección de cultivos afectados, y orientación al productor para el uso del envase, empaque y embalaje.

Son muchos los productos michoacanos que podrían verse favorecidos con valor agregado si fueran procesados, dijeron, entre ellos el propio aguacate, el chile, la guayaba, el mango, la pera y el durazno, además de productos pecuarios o de origen animal, para lo cual también hay capacidad de asistencia y acompañamiento para el combate de enfermedades y buena alimentación para que el ganado de que se trate alcance el peso y las características adecuadas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí