Tribunal Electoral revive diferencias durante validez del conteo en distritos federales

En plena fecha límite para resolver la validez del conteo en los distritos federales, las y los magistrados del Tribunal Electoral se enfrentaron nuevamente luego de que la magistrada Mónica Soto volvió a exigir respeto después de que la magistrada Janine Otálora circuló cambios en su proyecto en plena sesión en curso.

Vuelven a chocar en TEPJF, ahora por propuesta a un recuento en algunas casillas distritales de Campeche, llevaron a la magistrada Soto a exigir un receso para poder conocer el proyecto antes de votar.

Quisiera pedir con todo respeto pero también quiero recibir el mismo respeto porque no es la primera vez que no se nos considera parte del pleno para tener el mismo cocimiento, es una falta grave no solo de consideración sino de conocimiento de este pleno que se esté presentando una sustitución en plena sesión, en un asunto de alta relevancia, sobre todo cuando se está proponiendo una apertura total de paquetes, no estoy dispuesta a resolver un asunto que no conozco a plenitud.

“No sé si la sustitución es de fondo, de forma, no he tenido tiempo de revisarlo porque estoy en plena sesión, le pido presidente que se atienda mi solicitud, que podamos respetarnos por favor, todavía somos un pleno de siete, no de cinco o de cuatro, de manera respetuosa exijo que se me considere conforme a mi cargo que es en iguales condiciones aunque yo no esté en una mayoría calificada”.

El magistrado presidente interino Felipe Fuentes dio la palabra a Otálora quien explicó que los ajustes son mínimos y propuso un receso de 30 minutos, lo que volvió a molestar a Soto.

“Con todo respeto, creo que la magistrada Janine no es la que tiene que autorizar si acepta o no el receso porque no es ella la agraviada, ella es la que genera esto y es la que autoriza o no receso y determina 30 minutos, le pido que sea a mí a quien me pregunte, no sé si los magistrados de la Mata, Indalfer y Reyes estén enterados.

Foto: Archivo / CUARTOSCURO

“No tengo inconveniente que sea media hora, pero no creo que sea la magistrada Janine la que tenga que poner las condiciones porque es derivado de esta actitud que estoy reclamando mis derechos.

Su proyecto llegó a las dos de la mañana, a esa hora lo leí y vengo preparada.

Pero pido orden y respeto a la legalidad, a la institución y a mi figura, no quiero que se obstaculice de nueva cuenta mi ejercicio al cargo”.

El magistrado José Luis Vargas se sumó a las quejas y señaló que a diferencia de la magistrada Soto “yo no lo leí a las tres de la mañana, yo a esa hora duermo”, por lo que pidió que no se decretara un receso sino que se bajaran los asuntos para una próxima sesión, lo que no obtuvo respaldo del resto.

El magistrado Reyes Rodríguez Mondragón salió en defensa de Otálora y expuso que aunque tampoco conocía los cambios, Vargas y Soto circularon proyectos apenas cuatro y tres horas antes de la sesión.

Tras revivir las diferencias una vez más, las y los magistrados acordaron un receso de 30 minutos, con la insistencia de la magistrada Soto de señalar que existe una mayoría al interior de la Sala Superior, de la que ella no forma parte, lo que hace tres semanas desató las diferencias que llevaron a la destitución mayoritaria de la presidencia que ocupada Vargas Valdez.

“El voto es uno por cada uno, aquí no es un reclamo de si hay mayoría o no, si vienen o no coordinados, es que hay un cambio en plena sesión y no se nos permite conocer los cambios”, insistió Mónica Soto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí