El ‘Circo 4T’

No es de tres pistas, es de 4 o más, y es cirquito, porque ni a uno de barriada llega.

Entonces, con bombo y platillo, el cirquito 4T presenta a sus dos últimas contrataciones: Tatiana Clouthier, en la pista de Economía, y Delfina Gómez en la de Educación.

Les platico:
La primera recibe para ella sola el redondel que como piso o suelo tiene las virutas de la buena madera tallada por el patriarca de su familia, y fue puesta en los reflectores como premio por hacerse a un lado de sus alucinadas pretensiones para liderar a la novena -perdón, al equipo- de NL.

Tras el despido de su ex mánager Poncho Romo, no hubo de otra para apaciguarla que sacrificar al respetable público y darle ese rol estelar, no le hace que venga a terminar de empinar a la ya de por sí desmadrada economía del equipo-circo de su patrón AMLO.

Hay en México miles mejor preparados y educados que ella para pitchear en ese puesto; esos se quedaron en el bullpen-perdón, en el calentadero- viendo una decisión política más del manager de la 4T, apartada de toda ciencia y lógica.

Que se joda el circo, al fin que fregada su economía ya está.

DELFINA

Haiga sido como haiga sido y aunque naiden en su sano juicio le daría el rol estelar de la pista de Educación, Delfina viene a darle la puntilla a la generación perdida de niños y adolescentes que se extravían “tomando clases” en sus casas, millones de ellas sin luz, radio, tv y menos internet.

¿Su único mérito? Ser mejor con la majagua -perdón otra vez por el tecnicismo beisbolero- batea más y pega más jonrones que su manager el presidente.

Con la manopla -perdón otra vez- con el guante fildea rolas y líneas, porque ella se sabe agachar pegada al piso mejor que naiden. Esa es su especialidad.

Una de sus de debilidades es el juego por aire, pues le cuesta mucho trabajo alzarse para cachar -perdón- para atrapar elevados.

Pero tiene a su favor lo mismo que Tatiana: obedece a su mánager sin chistar, ciegamente, lo mismo que los otros jugadores del gabinete que ocupan las demás posiciones.

A saber:

ROCÍO NAHLE

Juega en la pista de Energía nomás porque es estupenda para robarse las bases.

Corre como la chingada y es veloz cual pocos a la hora de firmar contratos, sobre todo a favor de su compadre Hayek, que jala en un circo rival al de México pero palero de la 4T, en el beisbolero puerto de Coatzacoalcos. Le dicen el “Pajarito Pemex”, ustedes dirán.

La única energía a la que Rocío le sabe, es la que usa para darle de comer a la insaciable e inútil criatura que el circo exhibe en el “Pabellón de los Fenómenos”, el engendro de Dos Bocas.

BARTLETT

No había más jale para él en este circo, que el de electricista y sin saber de luz más que apagar un switch, el jefe lo puso a manejar la planta… obvio, de luz.

Está tan gü3y que ya provocó un desastre en Tabasco, cuando mandó abrir las presas que inundaron las casas de miles de paisanos del presidente.

Se está ganando mucho dinero comprándole carbón a los fundos coahuilenses del senador Armando Guadiana, para mover las turbinas de la planta que dirige, y contaminar el aire y joder los pulmones de millones de mexicanos.

Por órdenes de su jefe canceló los contratos de empresas que generan energía verde y limpia, porque son neoliberales, monárquicos, conservadores y fifís; háganme ustedes el refabrón cavor. Con ustedes el infaltable e inefable Manuel Bartlett.

Y para provocar los aplausos del público, ¿qué tal sembrar en las gradas a los payasitos?

Como los “doctores”, el del parche y el “Lord Molécula”. Nomás que no les vayan a poner las narices rojas del reno, no se vaya a ofender Rodolfo.

MOCTEZUMA, ¿SABES INGLÉS? LISTO, VETE A LA EMBAJADA EN WASHINGTON

Se me terminó el espacio. Después le sigo con los demás protagonistas del “Cirquito 4T”, no sin antes pasarles el chisme de la única pregunta que le hizo el jefe a Esteban Moctezuma para quitarlo de la SEP y mandarlo como embajador de México en EU: “¿sabes hablar inglés?, ya está, con eso es suficiente, no le hace que no sepas ni madres de diplomacia; te vas a Washington para seguir ayudando a mi compadre Salinas Pliego con sus trafiques de los “money orders”.

CAJÓN DE SASTRE
“Faltan los fenómenos que están en las pistas de Hacienda, en la del Bienestar, en Gobernación, en las otras, y también falta que platiques de que a los buenos (Urzúa, Martínez) los dejan ir y a los malos los mantienen en el circo 4T”, dice la irreverente de mi Gaby.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí