Con misa, arzobispo de Morelia celebra a Tata Vasco de Quiroga

Con una misa, el arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, celebró el decreto que ha realizado el Papa Francisco sobre el reconocimiento como Venerable Tata Vasco de Quiroga.

Dentro de la octava de navidad en la que celebró la fiesta de la sagrada familia de Nazaret, monseñor explicó que hace falta un milagro extraordinario para que sea beato Tata Vasco y otro para que logre la canonización, por lo cual elevó plegarias para lograr la causa que comenzó el 10 de noviembre de 1997.

El protocolo con número 2019 de la Arquidiócesis de Morelia con nombre “Beatificación y Canonización de Vasco de Quiroga, primer obispo de Michoacán, 1470-1565”, fue considerado por sus virtudes heroicas que sobresalieron en justicia, humanidad y caridad.

Vasco de Quiroga nació en Madrigal de las Altas Torres, provincia de Ávila, España en 1470; siendo joven, en 1511, fue investido como caballero de la soberana orden militar y hospitalaria de San Juan Jerusalén o de Malta; estudió licenciatura sobre cánones en la Universidad de Salamanca, donde adquirió un profundo humanismo cristiano.

Trabajó en la corte del Rey Carlos I en diferentes encomiendas; fue juez de residencia en Noran, al norte de África; por su prestigio, el Rey le ofreció un puesto de relevancia y después de meditarlo Vasco de Quiroga pidió ir a la Nueva España, hoy México, teniendo su asentamiento principal en la zona lacustre de Michoacán.

Aunque era laico fue nombrado el primer obispo de Michoacán en 1536. En la nueva España desarrolló la labor pastoral, catequesis y fundó el Colegio de San Nicolás de Hidalgo a modo de seminario, adelantándose 16 años a lo dispuesto, donde se egresaron 200 sacerdotes.

En su visita a Morelia en febrero del 2016, el Papa Francisco II se refirió a Tata Vasco como “el español que se hizo indio, porque entendió bien a los naturales; los defendió de cualquier abuso; los dotó de instituciones duraderas, formando pueblos hospitales; les enseñó a vivir en caridad; les trajo arte y oficios para su desarrollo”.

Por lo anterior, el Episcopado mexicano, en la Congregación de los Santos celebró el proceso diocesano de la Arquidiócesis de Morelia que inició el 10 de noviembre de 1997 y concluyó el 21 de enero del 2014.

La apertura de la causa en Roma fue el 29 de abril de 2014 y en enero del siguiente año se le dio validez jurídica al proceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí